Gracias al voluntariado podemos estar más cerca de la sociedad. Su trabajo es fundamental para llevar a cabo nuestra misión, ya que difunde las campañas de sensibilización en los diferentes territorios y fomenta una ciudadanía crítica.

 

Grupos de voluntariado

Uno de los objetivos de la fundación es trasladar nuestro trabajo a la sociedad en España y, de esta forma, conseguir que más personas se unan al proyecto. El voluntariado contribuye con sus acciones en el nivel local a estar más cerca de la sociedad y trasladar  a la ciudadanía nuestro trabajo y nuestros logros.

La labor del voluntariado es muy diversa y su actuación responde a diferentes modos de colaboración, desde acciones encuadradas en el trabajo de los grupos de voluntariado que operan en algunas localidades españolas, a acciones de personas que promueven actividades en sus ámbitos laborales, familiares o vecinales. También destaca la implicación de empresas, que ofrecen a sus trabajadores la posibilidad de colaborar de forma voluntaria en nuestras propuestas; o aquellas personas que deciden viajar a proyectos y colaborar de forma voluntaria allí para luego contar y trasladar en España el trabajo y compromiso de las personas de las comunidades en donde estamos presentes.

Voluntariado a Terreno

El programa de Voluntariado a Terreno de Ayuda en Acción, iniciado en 2001, permite participar como voluntario en un proyecto en un país del Sur. Los voluntarios viven la experiencia de entender y compartir las necesidades e inquietudes que afrontan día a día hombres, mujeres y niños en sus comunidades.

Este programa tiene tres tipos de voluntariado, en los que 55 personas provenientes de empresas o particulares, muchos de ellos socios, han participado en 2012. En primer lugar, el voluntariado técnico permite participar en proyectos de 15 días a 4 meses con tareas especializadas que requieren perfiles profesionales concretos. El voluntariado de inmersión son proyectos de 10 a 12 días donde se convive con una familia, colaborando y apoyando las tareas de la comunidad. Y, por último, el voluntariado de equipo, que son proyectos de 2 a 3 semanas, en los cuales se desarrollan tareas de apoyo en un área de desarrollo.

Foto: © Brian Sokol / AeA