Balance social, político y económico

Asia y el Pacifico reúnen a la mayor parte de la población del planeta, cerca de 900 millones de habitantes pero solo un 30% de la superficie terrestre. Esta región tan densamente poblada reúne también un porcentaje muy elevado de las personas más desfavorecidas del planeta, más del 70% de la población sin acceso a agua potable y saneamiento, cerca del 70% de los niños desnutridos y un 67% de pobreza extrema. Además, cientos de millones de personas en Asia carecen en su alimentación de los micronutrientes necesarios, que es una gran bolsa de desnutrición oculta a las estadísticas.

Las personas en Asia están cuatro veces más expuestas a desastres naturales que las que viven en África y veinticinco veces más que las que viven en Europa. La desnutrición es el mayor riesgo sobre la salud en Asia por el cambio climático y el incremento de la población. La región tiene 578 millones de personas desnutridas de los cuales 100 millones son niños menores de cinco años.

Los países en Asia tienen una gran tensión entre dos estrategias de producción para hacer frente a esta gran crisis alimentaria, la agricultura industrial fruto de la revolución verde, y la sostenible agroecológica agricultura familiar que poco a poco va ganando mayor aceptación en el mundo y en la región como la vía más viable. El crecimiento de los precios en la región y en el mundo están agravando los niveles de desnutrición de millones de agricultores y el cambio climá­tico amenaza con sumar a más millones de personas en la región a esta situación de hambre y malnutrición.

Una de las líneas prioritarias en Asia du­rante el 2012 ha sido hacer a las mujeres y hombres del entorno rural más resisten­tes al cambio climático, al hambre y la des­nutrición a través de un mayor e inclusivo desarrollo rural mediante la promoción de modelos sostenibles de producción y agricultura familiar.

El otro gran eje de nuestro trabajo en la región ha sido la promoción de los derechos económicos y la prevención de la violencia contra las mujeres. Según cifras de UN Women, entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, más de un 70% de las mujeres experimenta alguna vez en su vida violencia en Asia. El crecimiento poblacional, y de la pobreza y la violencia en las grandes ciudades y en el medio rural, está teniendo un gran impacto en la inseguridad de las mujeres y se está convirtiendo en uno de los grandes frenos a la hora de salir de la pobreza en la región.