Nuestras campañas y proyectos son fundamentales para promover cambios en la sociedad y en las instituciones públicas, que nos ayuden a transformar el futuro de las personas desfavorecidas en las comunidades donde estamos presentes.

Con el objetivo de agradecer su apoyo a toda la comunidad de Ayuda en Acción, en febrero lanzamos la campaña Orgullosos, en la que socios, trabajadores, colaborado­res y voluntariado se han enorgullecido de ser parte de una comunidad de personas que lucha por conseguir un mundo mejor. El joven actor Nicolás Coronado, junto a su padre José Coronado, colaboradores habituales de nuestra organización, copro­tagonizaron esta campaña junto con algu­nos de nuestros socios y voluntarios, entre ellos nuestra primera socia, Conchita Abad Abad, que lleva más de 30 años apadrinan­do con nuestra organización.

La Campaña Mundial de la Educación (CME), de la que Ayuda en Acción forma parte, destacó en 2012 la importancia de que todos los niños y niñas puedan crecer en un entorno en el que se asegure el ejer­cicio de sus derechos y tengan acceso a programas de atención y educación en sus primeros años de vida. En el año 2000, 189 países se comprometieron a lograr en 2015 los Objetivos de Dakar, entre ellos: extender y mejorar la atención y educación integrales de la primera infancia, especialmente de las niñas y los niños más vulnerables y desfa­vorecidos. A sólo tres años de 2015, fecha fijada para lograr la Educación para Todos y Todas, en 2012 la CME se centró en de­fender el derecho a la educación temprana, en la etapa que comprende de los 0 a los 6 años de edad.

Bajo el lema “Con derechos desde el prin­cipio. Por una educación temprana de calidad”, la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) tuvo lugar entre el 23 y 29 de abril y se basó en la actividad de movilización conjunta “La Gran Imagen”, mediante la que la CME se propuso crear un gran collage compuesto por imágenes (fo­tos, dibujos, etc.) que niños, niñas, jóvenes y personas adultas compartieran inspirándo­se en el derecho a la atención y educación en la primera infancia. La SAME siguió des­pertando el interés habitual, consiguiendo la participación de más de 150 localidades españolas de 16 comunidades autónomas y Melilla, 600 colegios y 60 centros educa­tivos. Más de 60 ciudades levantaron sus voces para reivindicar la educación para todos y todas, más de 90 representantes políticos escucharon las reivindicaciones que los escolares manifestaron y más de 50 personas del mundo de la cultura y el deporte apoyaron la difusión y el mensaje de la SAME en 2012.

Con la campaña El Reto del Cole, lanzada en septiembre de la mano del conocido actor y humorista José Mota coincidiendo con el inicio del nuevo curso escolar, hemos querido luchar por la escolarización de los niños en todo el mundo. Mediante el eslo­gan “Para muchos niños volver al cole es un reto… para nosotros el reto es que todos lo puedan hacer”, la campaña intentó implicar a la sociedad recordando que 61 millones de niños y niñas no tienen garantizado un derecho básico y fundamental como el derecho a la educación, que también se le niega a la quinta parte de la población adulta del planeta, que todavía no sabe leer o escribir ni tiene acceso a una educación básica y, por tanto, carecen de unos míni­mos conocimientos para tomar decisiones fundamentales. Analizando las causas que provocan esta situación (falta de escuelas o precario equipamiento escolar en zonas ru­rales o urbano-marginales, falta de personal docente cualificado o la misma pobreza, que afecta a más de 1.400 millones de personas e impide que las familias puedan asumir los costes de la educación de sus hijos o que éstos tengan que abandonar el colegio para trabajar) buscamos el apoyo de la sociedad española en la lucha por el derecho a la edu­cación de los más desfavorecidos.

En el mes de octubre, Cadena Dial y Ayuda en Acción diseñaron conjuntamente la campa­ña Aplausos en cadena, con la intención de crear una cadena virtual de aplausos destina­da a todas las personas comprometidas con promover los derechos de las mujeres, así como concienciar a la sociedad sobre la des­igualdad de género. Motivada por el hecho de que todavía existen enormes desigualdades entre hombres y mujeres, porque sólo ven­ciendo esas desigualdades puede erradicar­se la pobreza y porque todavía queda mucho por hacer para mejorar las condiciones de vida de millones de mujeres en el mundo, más de 11.000 personas apoyaron esta campaña a través de redes sociales, SMS o vídeos graba­dos por ellos mismos. Además, todo el equipo de Cadena Dial, con Frank Blanco a la cabeza, y decenas de artistas como David Bustaman­te, Pablo Alborán o Chenoa y deportistas como Radamel Falcao, se sumaron también a esta iniciativa que finalizó el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Vio­lencia contra la Mujer.

Pusimos en marcha el proyecto MAPEL: mu­jeres que ayudan a mujeres en noviembre, con el objetivo de crear un espacio de cola­boración e intercambio personal y profesio­nal entre mujeres en España y de Ecuador, poniendo en contacto a las mujeres empre­sarias y emprendedoras que forman parte de la red europea EPWN (European Profes­sional Women’s Network) con otras mujeres de la Asociación de Mujeres de MAPEL de la península de Santa Elena. Esta asociación, compuesta por casi 200 mujeres de varias cooperativas profesionales lucha contra la falta de autonomía económica posibilitando los recursos y la formación necesarios para asegurar el buen funcionamiento y la sos­tenibilidad de sus proyectos. El emprendi­miento económico permite a las mujeres en situación de desigualdad y exclusión social, tener mayor reconocimiento social, familiar y político, mejorar sus condiciones de vida y las de su comunidad, y les facilita la igualdad de oportunidades.

El 9 de octubre de 2012 los talibanes quisie­ron acabar con la vida de Malala Yousafzai, una niña pakistaní de 15 años, por reivindicar el derecho de las niñas de ir a la escuela. Re­cibió un disparo en la cabeza por poner en marcha una campaña contra la destrucción de los colegios para niñas en su país. Su va­lentía provocó un movimiento ciudadano global, a través de Change.org, para apoyar la candidatura de Malala al Premio Nobel de la Paz 2013, y que Ayuda en Acción promovió en España creando en el mes de noviembre la petición: El Nobel de la Paz para Malala. El primer paso era conseguir que Malala fuera nominada al premio, algo que únicamente algunas instituciones o parlamentos pueden proponer, por lo que la petición iba dirigida al presidente del Congreso, Jesús Posada, y a los portavoces de todos los grupos par­lamentarios. En España, más de 80.000 ciudadanos han apoyado la candidatura de Malala al Premio Nobel, a través de una peti­ción global que ha conseguido casi 300.000 firmas en total. Tras meses de recogida de firmas y de trabajo con algunos diputados, más de 40 han apoyado esta iniciativa que finalmente fue presentada en el Congreso de los Diputados a finales de enero de 2013. Para Ayuda en Acción, esta campaña ha ser­vido como vehículo para visibilizar, poner rostro y nombre, a otras “malalas” que traba­jan día a día y no callan por mejorar sus con­diciones de vidas.

Haz de su sonrisa tu causa fue el nombre de la campaña de Navidad, con la que fomenta­mos el apadrinamiento en la sociedad espa­ñola e hicimos un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas mostrando distintas formas de colaboración con nuestra organi­zación a través de historias y casos reales.