La creación de una conciencia colectiva en la que la erradicación de la pobreza sea una prioridad es el primer paso en la lucha por combatir las desigualdades desde sus principales causas.

Con este objetivo en el punto de mira, trabajamos en la creación de espacios públicos en los que ponemos en marcha campañas de sensibilización, movilización e incidencia, que luego llevamos al ámbito político de la toma de decisiones que afectan a toda la sociedad. Para ello, la creación de redes entre las organizaciones de la sociedad civil y su fortalecimiento es una de nuestras prioridades.

En Honduras, el Comité Interinstitucional de Atención a la Primera Infancia, del cual Ayuda en Acción forma parte, logró la aprobación de la Política de Atención Integral a niños de 0 a 6 años, que tiene como finalidad que el estado de Honduras, como garante  de los derechos de la niñez, cuente con un instrumento orientador en la ejecución de estrategias de forma articulada que conduzcan a asegurar la supervivencia, desarrollo y protección de los niños en sus primeros años de vida.

En Ecuador,en la provincia de Chimborazo, como parte del Sistema de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, se apoyó la elaboración y aprobación de la Ordenanza Provincial para garantizar sus derechos y protección integral, denominada “Niños, niñas y adolescentes de la provincia de Chimborazo libres de violencia, felices en un ambiente de paz”. Con este mismo objetivo, 58 niñas, niños y adolescentes de los cantones Guano y Quero ejercieron su derecho a la participación a través del proceso de elecciones del Consejo Consultivo de Niñas, Niños y Adolescentes del Ecuador (CCNNNA-E). En el Cantón de Sigsig diseñamos propuestas de política pública que responden a demandas de las familias campesinas; estas normativas involucraron durante 2012 a catorce organizaciones comunitarias y seis gobiernos locales para su debate, aprobación y operatividad. Las ordenanzas regulan la protección de páramos, bosques naturales, fuentes y vertientes de agua o la comercialización en ferias agroecológicas, artesanales y solidarias.

 

 

En El Salvador, en el municipio de San Ignacio, distintas organizaciones han establecido una mesa intersectorial para dialogar y buscar alternativas para el desarrollo territorial de la zona, en coordinación con planes de gobiernos municipales y central. Además, se cuenta con distintos instrumentos de cooperación entre Ayuda en Acción y diversas entidades del estado salvadoreño para trabajar, de forma conjunta, propuestas de intervención que mejoren las condiciones de vida de las familias más vulnerables en el país. También, 97 organizaciones comunitarias (ADESCO y CVS) desarrollaron acciones para exigir el cumplimiento de derechos, como el Foro de Acción por la Educación.

En Bangladesh, con el objetivo de implementar políticas públicas de seguridad laboral, 200 trabajadores fueron asesorados sobre sus condiciones reales en sus respectivos trabajos a la vez que se les informó de la actual ley laboral vigente, que data de 2010. Ademas, realizamos reuniones y talleres conjuntos sobre Responsabilidad Social Corporativa entre 90 encargados de la gestión empresarial y dueños de fábricas, y repartimos material informativo.

En Vietnam, fomentamos las capacidades de análisis crítico del entorno de los grupos más vulnerables de Cau Ngang, como lo son las mujeres pobres, las minorías o la juventud, a través de campañas de sensibilización en las comunidades en las que viven y el acompañamiento en la creación de redes entre las organizaciones de la sociedad civil. A su vez, colaboramos en el fortalecimiento de las capacidades de los trabajadores de las administraciones locales en temas como legislación, reforma administrativa y políticas laborales, siempre desde un enfoque de derechos humanos.

Fondo Regional de la Sociedad Civil para la Educación

m12-sensib-incidencia

La Campaña Latinoamericana por el Dere­cho a la Educación (CLADE) se reafirma en que corresponde a los Estados garantizar el derecho humano a la educación. Por ello, es necesario consolidar el debate y la acción colectiva de la sociedad civil en los espa­cios de discusión sobre los acuerdos de políticas públicas que los Estados se com­prometen a impulsar, y desarrollar capaci­dades de incidencia para el cumplimiento del Derecho Humano a la Educación (DHE).

Justamente éste constituye el propósito del Fondo Regional de la Sociedad Civil para la Educación en América Latina y el Caribe (FRESCE), que gestionan Ayuda en Acción y ActionAid en alianza estraté­gica con la CLADE en catorce países de la región –Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominica­na, Ecuador, Guatemala, Haití, Nicaragua, México, Paraguay y Perú– y que cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Coope­ración Internacional para el Desarrollo y el Global Partnership for Education (GPE).

Uno de los resultados del proceso, inicia­do hace dos años, ha sido la consolidación de las coaliciones nacionales a través del fortalecimiento de sus miembros y la aper­tura de espacios federales, departamenta­les y provinciales. Esta acción ha permitido la elaboración de agendas nacionales de los foros y coaliciones que asumen los prin­cipios recogidos en DHE. También se han impulsado acciones de incidencia a través de cabildeo, lobby y movilización pública.

Uno de los escenarios de la incidencia sobre el DHE será sin duda la discusión de las Metas Post 2015. El desafío será conso­lidar las agendas nacionales y articularse a nivel regional junto a la CLADE para reposicionar la educación como derecho humano, gratuito, de responsabilidad de los Estados y de calidad, y fortalecer el rol de la sociedad civil en el debate de las políticas educativas.

http://www.youtube.com/watch?v=Uo2oDS9z4c0